FIMOSIS / CIRCUNCISIÓN

FIMOSIS / CIRCUNCISIÓN

FIMOSIS / CIRCUNCISIÓN

La fimosis es un estrangulamiento del prepucio que impide que se retraiga por encima de la punta del pene. Esta situación es normal en el niño recién nacido, pero, con el tiempo, la piel que se adhiere a la punta del pene puede retraerse a medida que el prepucio se afloja.   Para los 17 años, alrededor del 90 por ciento de los varones podrán retraer completamente su prepucio. La fimosis también puede producirse si se fuerza la retracción del prepucio antes de tiempo. Esto podría provocar la formación de una cicatriz fibrosa que puede impedir la retracción del prepucio más adelante. La fimosis además puede condicionar una mala higiene, que puede generar infecciones a nivel del glande. En ocasiones los pacientes con fimosis pueden presentar laceraciones al momento de la relación sexual, lo que ocasiona molestias y disfunción sexual. Una de las complicaciones más graves de la fimosis es la parafimosis.

La parafimosis se produce cuando el prepucio está retraído por detrás del glande (o corona) del pene y no puede retomar su posición inicial. Esta situación puede ser grave, ya que se produce la compresión del pene, lo que impide el drenaje de sangre y requiere manejo urgente.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Fimosis:

-Incapacidad para retraer completamente el prepucio para la edad de 3 años (en algunos niños, este proceso puede demorar más tiempo)

Parafimosis:

  • Hinchazón de la punta del pene al retraer el prepucio o llevarlo hacia atrás
  • Dolor
  • Incapacidad para llevar el prepucio hacia atrás por sobre la punta del pene
  • Decoloración de la punta del pene, de un color rojo oscuro o azulado

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico es clínico, el médico debe identificar dicha patología y referir a un especialista.

TRATAMIENTO

El tratamiento de la fimosis recurrente puede incluir la aplicación de una crema con esteroides en el prepucio hasta tres veces por día durante un mes aproximadamente, para aflojar el anillo adhesivo, esto en pacientes pediátricos. Si no responde, la opción sería realizar circuncisión.

El tratamiento de la parafimosis puede incluir la lubricación del prepucio y de la punta del pene, oprimiendo suavemente (para disminuir la inflamación) esta última mientras se lleva el prepucio hacia adelante. Si este procedimiento no resulta eficaz, puede realizarse una pequeña incisión para aliviar la tensión. Es posible que se recomiende una circuncisión de emergencia (extirpación quirúrgica total o parcial del prepucio).

CIRCUNCISIÓN

Dicho procedimiento quirúrgico consiste en cortar de formar circular el excedente de prepucio del pene, con el objetivo de dejar el glande totalmente descubierto. Entre los beneficios que ofrece se encuentran;

  • Disminuye la recidiva de infecciones urinarias en pacientes menores de 1 año
  • Previene infección por VPH (cáncer de pene)
  • Mejora la higiene genital
  • Estrategia de prevención adicional contra la epidemia del SIDA en las zonas en donde la infección por VIH es generalizado

CONSULTA A TU UROLOGO,